Comunicado de prensa – diciembre de 2002

Las plantaciones de citrus en Salto y Paysandú serán fumigadas con Malatión, según lo anunciado en la sesión de la Comisión de Ganadería, Agricultura y Pesca de la Cámara de Diputados, por el Director de la Dirección General de los Servicios Agrícolas (DGSA) del Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ing. Agr. Gonzalo Arocena, el pasado 4 de diciembre.

· Los antecedentes

Los trabajadores del sector citrícola del departamento de Salto, saben en carne propia a que riesgos se exponen cuando se fumiga masivamente. En febrero de 1998 cuando se encontraban trabajando en las plantaciones, fueron fumigados desde avionetas con el mismo agrotóxico. Muchos sufrieron diferentes daños en su salud: dermatosis, bronquitis, trastornos oculares, cefaleas, trastornos estomacales, mareos, etc. Además en esa ocasión, el Malatión llevado por el viento produjo una gran pérdida de colmenas en la zona, debido a la alta toxicidad que ese producto tiene para las abejas.

· La información sobre el producto

El Director de la DGSA, señaló que el Malatión no tiene efecto residual sobre los seres humanos. Sin embargo, el jerarca al realizar esta afirmación, ignora la abundante información que existe sobre este producto. A título de ejemplo, citamos la información que presenta el “Manual de Plaguicidas” de la Universidad Nacional de Costa Rica realizado en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud (OPS). Esta publicación, en el ítem toxicidad aguda debida al Malatión, cita entre los efectos en la salud: la inhibición de la colinesterasa y describe sus síntomas leves: cefaleas, visión borrosa, náuseas. Síntomas moderados: vómitos, bradicardia, temblor en manos y cuerpo; y entre los síntomas severos: convulsiones generalizadas, edema pulmonar, e incluso muerte por fallo cardiorespiratorio. La toxicidad crónica o a largo plazo, está dada porque el Malatión presenta mutagenicidad positiva .

· Los derechos de los trabajadores

En este sentido el convenio 184 de OIT -que esperamos que Uruguay ratifique prontamente- entre sus disposiciones establece:

*

Que los empleadores deben realizar evaluaciones de los riesgos en los lugares de trabajo antes de exponer a los trabajadores a los peligros o riesgos, incluida la exposición a productos químicos. (Art.7/a).
*

Los trabajadores tienen derecho a “apartarse de cualquier peligro derivado de su actividad laboral cuando tengan motivos razonables para creer que existe un riesgo inminente y grave para su seguridad y su salud, y señalarlo de inmediato a su supervisor. Los -trabajadores no deberán verse perjudicados por estas acciones”. (Art. 8/c).
*

Los Artículos 12 y 13 se refieren a una gestión racional de los -productos químicos. Extendiéndose más allá del lugar de trabajo, el -Convenio también establece la necesidad de proteger el medio -ambiente en -general. (Art.12/c y párrafo 7 de la -Recomendación 192).

· Los efectos ambientales del Malatión

El Malatión es letal para insectos benéficos, caracoles, microcrustáceos, peces, aves, anfibios y microorganismos de suelo. Si estas especies son expuestas a dosis menores a las letales, igualmente pueden verse afectadas en su comportamiento y provocarle anormalidades fisiológicas. El compuesto es altamente tóxico para las abejas. En condiciones ambientales el Malatión se degrada en otra sustancia, el malaoxón, que es más tóxica que el Malatión.

PROPUESTA

Por estas razones las organizaciones firmantes:

1. Alertan a los trabajadores y trabajadoras y población local en su conjunto, acerca de los riesgos que genera dicha aplicación.

2. Exigen que se tomen las medidas correspondientes para evitar que las fumigaciones aéreas de productos tóxicos, dañen a los trabajadores como ocurriera en el pasado. Debido a eso, es necesario comunicar y difundir a través de los medios locales (radios, periódicos y TV), los momentos y lugares en que se va a llevar a cabo esta fumigación a fin de asegurar que los trabajadores no estén en las plantaciones en ese momento. Esto además, permite que la población local esté alerta ante eventuales arrastres del producto por el viento fuera de las plantaciones y guardar la adecuada distancia para evitar exponerse al producto.

3. Recomiendan optar por tratamientos que disminuyen la dosis de Malatión, probados ya en otros países.

4. En función de los riesgos para la salud que tiene el Malatión, es imprescindible inutilizar los envases vacíos y depositarlos en lugar seguro y no contaminante.

5. Proponen coordinar estas aplicaciones con los productores de miel, para evitar que las abejas resulten afectadas.

6. Convocar a los organismos competentes, Ministerio de Trabajo y Seguridad Social (MTSS), Ministerio de Ganadería, Agricultura y Pesca (MGAP), Ministerio de Vivienda Ordenamiento Territorial y Medio Ambiente (MVOTMA), Ministerio de Salud Pública (MSP) e Intendencias de los Departamentos de Paysandú y Salto; a tomar cartas en el asunto y pronunciarse públicamente, a fin de proteger la salud pública y el ambiente.

7. Implementar planes nacionales para el desarrollo de una agricultura sustentable, comprometida socialmente en el desarrollo de sistemas agrarios orientados a satisfacer las necesidades de alimentos, sin uso de agrotóxicos, garantizando al mismo tiempo, la salud de los trabajadores y trabajadoras y protegiendo el ambiente.

8. Frente a esta situación se hace necesario ratificar el Convenio 184 de OIT sobre Seguridad y Salud en Agricultura. En este sentido convocamos a los representantes nacionales de los departamentos de Salto y Paysandú a sumarse a la CAMPAÑA por la ratificación que es impulsada por múltiples organizaciones.

9. Por último, ante las políticas antisindicales promovidas por las empresas del sector, demandamos el cumplimento de lo establecido en la Constitución, y en los convenios internacionales ratificados por Uruguay que salvaguardan los derechos sobre sindicación y negociación colectiva.

Firmantes:

* Sindicato Único de Obreros Rurales y Agroindustriales (SUDORA)
* Secretaría Regional Latinoamericana de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación y la Agricultura (Rel-UITA)
* REDES Amigos de la Tierra
* Programa Uruguay Sustentable
* Red de Acción en Plaguicidas y sus Alternativas para América Latina (RAPAL)
* Centro de Estudios Uruguayo de Tecnologías Apropiadas (CEUTA)
* Mesa de la Alimentación (PIT-CNT)
* Sindicato Autónomo Tabacalero (SAT)
* Sindicato de Obreros y Empleados de Norteña (SOEN)

Referencias:

1- Universidad Nacional de Costa Rica en colaboración con la Organización Panamericana de la Salud (OPS). 1999. Manual de Plaguicidas. Editorial de la Universidad Nacional.
2- Fernando Alfaro Lassala, Catedrático de la Universidad de Valencia, España.

Anuncios