Fuente: Agencia de Noticias Amazonia

El planteamiento de Ecuador para que Colombia suspenda en la zona de frontera las fumigaciones con glifosato que pretenden erradicar los cultivos ilícitos, porque afectarían la salud de las personas y los cultivos agrícolas, ha llevado el debate al plano científico. Y aunque no hay estudios sistematizados y completos al respecto, hay datos que podrían respaldar la toma de decisiones políticas.

El Laboratorio de Genética de la Universidad Católica del Ecuador realizó estudios sobre muestras sanguíneas de 22 personas, remitidas desde la frontera ecuatoriano-colombiana y detectó que todos los individuos estudiados presentan daño en su material genético, por efecto de las fumigaciones con glifosato.

El Laboratorio aplicó dos metodologías de investigación: la primera, el tradicional estudio de los cromosomas, mediante el cual las muestras sanguíneas son cultivadas en medios especiales y evaluadas para detectar roturas o cambios de los cromosomas. Con ella se detectó que un 4% de individuos presentan daño de sus cromosomas. Aplicando otra metodología más moderna y sensible denominada Cometa, en la que se evalúa si el material genético de cada célula sanguínea está fragmentado, se encontró que todos los individuos presentan daño entre un 20 y un 70% de su material genético. Los estudios fueron siempre cotejados con muestras
control de individuos no expuestos, cuyo daño puede oscilar entre el 2 y el 5%.

Según el genetista César Paz y Miño, director del Laboratorio de la Universidad Católica, los resultados de los estudios revelan también que en la mayoría de individuos expuestos (más del 90%), el daño genético puede autorepararse; es decir, que pasadas las fumigaciones y en un lapso de seis meses o un año sus genes volverán al estado normal. Los individuos que no reparan el daño tendrán mayor riesgo de pérdida de embarazos, infertilidad, hijos con malformaciones o desarrollarán enfermedades crónicas o cáncer.

En el plano político, los movimientos indígenas y sociales del Ecuador aprovecharon la reciente visita a este país del secretario de la Organización de las Naciones Unidas, Kofi Annan, y lograron su compromiso para poner a consideración del Período Ordinario de la Asamblea de este Organismo, el pedido de que Colombia suspenda las fumigaciones con glifosato en la zona fronteriza.

(Tomado del boletín “Iniciativa Amazónica” de la ALDHU, del 12 de noviembre de 2003) Fuente: http://www.viaalterna.com.co/index2.htm?http://

Anuncios